Connect with us

Cajeme

Se desata el caos tras asesinato de joven repartidor en Cajeme

Published

on


Cd. Obregón, Son.- Entre el sonido del claxon ensordecedor, patinadas de llantas y gritos de justicia cientos de motociclistas que trabajan bajo una aplicación de reparto de comida se adueñaron de la calle 200 y Jalisco, situación que generó caos vehicular al ser el cruce en el cual se registra el mayor flujo vehicular en Ciudad Obregón.

La protesta fue a raíz del crimen que se cometió contra un joven de nombre Edgar, que trabajaba en una de las plataformas, asesinato que se gestó alrededor de las 12 del mediodía de ayer viernes en el fraccionamiento Campanario, cuando éste se dirigía a entregar un pedido.


En el lugar del atentado se dijo por parte de los vecinos que el afectado se resistió a un asalto, y el hampón arremetió contra él disparándole en repetidas ocasiones, lo que provocó que perdiera la vida por las letales lesiones que presentó en su cuerpo. 

Tras el homicidio el gremio de personas que se dedican a dicha labor se concentró en la calle Jalisco y 200 para exigir a las autoridades seguridad ante la ola de asaltos y despojos de motocicletas de que han sido víctimas en los últimos meses.


“Nos asaltan seguido, nos sentimos desprotegidos, yo trabajaba de noche, pero ahora sólo hago entregas en el día, pero es el colmo, al compañero lo mataron a plena luz del día para quitarle la moto”, señaló Ismael Rodríguez, quien dijo tener tres años trabajando en la aplicación Uber Eats.

El escenario se volvió caótico debido a que las personas que circulaban por la calle 200 y Jalisco al llegar a dicho cruce no pudieron seguir, lo que ocasionó filas interminables y detonó el descontento de los choferes y automovilistas.

Ante tal escenario elementos de la Policía Municipal arribaron a dicho punto para dialogar con los manifestantes. Por momento el ambiente subió de tono y se presentaron discusiones verbales que afortunadamente no llegaron a golpes. 

El comandante de Tránsito, Rosendo Moreno, solicitó al grupo de motociclistas que no afectaran a terceros. Tras minuto de una plática los motociclistas se retiraron del lugar y se trasladaron a las instalaciones de Seguridad Pública en donde pidieron la presencia del secretario de Seguridad Pública, Cándido Tarango Velázquez.

En la calle 300, entre Paseo Miravalle y Jalisco patrullas y elementos de la Policía Municipal resguardaron la zona.

Por más de 30 minutos los empleados aguardaron por fuera del edificio de Seguridad Pública como acto de ejercer presión buscando resultados para evitar que se sigan presentando sucesos en donde resulten afectados.

Posteriormente los motociclistas se retiraron del lugar para regresar al lugar donde se originó la manifestación, la calle 200 y Jalisco, situación que de nueva cuenta creó un embudo que provocó cientos de unidades varadas.

Por horas los empleados de las aplicaciones de reparto de comida se adueñaron de mencionado cruce, hasta que se retiraron, lo que fue una forma de hacerse notar y establecer que son un grupo unido que pide a las autoridades seguridad, un renglón en el que el grueso de la población se siente vulnerable.

Nos roban de 10 motos por semana

Gritó uno de los manifestantes.

De esta manera por horas empleados de las aplicaciones de entrega de comida expusieron su descontento para exigir que los robos, asaltos a lo que se suma un homicidio, no se sigan presentando porque trabajan bajo temor de ser víctimas de la violencia que impera en Cajeme. 

De acuerdo a información recabada el Secretario de Seguridad Pública se reunió con un grupo manifestantes en Palacio Municipal y acordó con ellos darle seguimiento al asunto para evitar que tales actos se sigan presentando hechos en donde sean víctimas de malhechores. ovis

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.