Madre de ratero abatido lo despide entre llanto y balazos - Mini Times

Post Top Ad

Madre de ratero abatido lo despide entre llanto y balazos

Share This

CDMX.- Hoy por la mañana se difundió en redes sociales el video de un joven asaltante momentos después de ser abatido a balazos por elementos de policía cuando intentaba robar sus pertenencias al conductor de una camioneta.

SÍGUENOS EN FACEBOOK
Se observa en el video el cuerpo sin vida de Eduardo de 20 años de edad, y a pocos centímetros de él, un arma de fuego con la que amagó a su víctima y luego enfrentó a los uniformados.

TE PUEDE INTERESAR...

Detienen a hermanos que abusaron y mataron a menor de 14 años

EDOMEX.- Dos hermanos fueron detenidos por el feminicidio de Jimena Paola, el caso se regitró el mes de mayo cuando una adolescente de 14 años regresaba a su casa y a bordó una combi en donde abusaron de ella y la mataron...

Momentos después de ser abatido, llegan familiares y amigos al lugar de la balacera y lloran la muerte del joven delincuente.

SI NO PUEDES VER EL VIDEO DALE ME GUSTA A NUESTRA FANPAGE Y REFRESCA ESTA PANTALLA ↑
Por su seguridad, policías que se encontraban en el lugar permitieron que se fuera el automovilista que había sido asaltado por el joven delincuente.

Eduardo fue despedido por sus familiares al estilo del narco, con balazos al aire, rociando coca en su sangre y gritos como “eres mi chingón”, luego de ser abatido por un policía del sector Plateros.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 14:30 horas en el cruce de Avenida Central entre calle 4 y Ferrocarril de Cuernavaca, cuando el Lalo asaltaba a un automovilista.

Con una pistola tipo escuadra, asediaba las calles de la colonia, asaltaba negocios, transeúntes y automovilistas, todo mundo lo conocía, y hasta los policías del sector lo ubicaban esperando el día que lograran capturarlo.

Fue hasta este martes cuando fue sorprendido por dos uniformados, cuando encañonaba a un automovilista ordenando que entregara sus pertenencias.

Al verse rodeado por la pareja de oficiales, no tuvo más remedio que enfrentarlos, antes de que fuera detenido y pisar la cárcel prefirió jugarse la vida.
De un balazo a la altura del estómago, el joven delincuente cayó al suelo, aunque los oficiales pidieron una unidad médica, falleció en el lugar donde pronto llegaron familiares y amigos, quienes ya sabían lo que podría suceder en su carrera delictiva.

Un abrazo de su madre dejó mudos a todos lo curiosos, sus "cuates" rociaron una Coca-Cola encima de su sangre, que tanto le gustaba al camarada.

Peritos de la procuraduría capitalina realizaron las diligencias correspondientes, levantaron los indicios y al cargarlo para el traslado a la morgue, se escucharon 10 detonaciones al aire.
Con información de Afondo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Pages